jueves, 7 de enero de 2010

¿QUÉ ES UNA NEUROSIS?

Neurosis, es un término usado por primera vez en el año 1769 por un médico escocés y, a partir de entonces, desde las primeras definiciones se las considera afecciones del sentido y el movimiento, que no dependan de un trastorno local de órganos, sino de algo más general, relacionado con el sistema nervioso central. Así se las consideró, hasta que un profesor frances, el Dr. Charcot de la Salpetriere en París, un siglo después, llegó a hablar de una lesión dinámica.
No obstante, a lo largo de la historia, varias enfermedades se separaron del tronco común de las neurosis, por descubrirse sus supuestas causas orgánicas, como fueron, la parálisis general progresiva, las demencias, la catalepsia o el tetános. Lo cierto, es que hasta finales del siglo 19, no se las podía concebir teóricamente, sólo observarlas e intentar describirlas.
El Psicoanálisis, abrió una vía que permite otra perspectiva, en ella es posible escuchar el compromiso del deseo en esos recorridos; oyendo a la histéria; reparando en el granulado de la voz; en los rituales del obsesivo, las huellas de su circuito; los miedos de las fobias, sus propias trampas; la rumia de la hipocondría o la presencia de la angustia.
Las neurosis, son consideradas tratornos menores, porque el sujeto que las padece, se supone, que conserva de alguna manera, criterios de adaptación o evaluación de la realidad, semejantes a las de las personas consideradas "normales". Sin embargo, al hablar de trastorno menor, no se establece ningún criterio pronóstico, ya que es más frecuente de lo que se cree, que una neurosis siga un curso más o menos crónico e incapacitante, social,laboral y amorosamente, por lo que rechazar su tratamiento psicoanalítico, no responde a criterios científicos sino ideológicos, es decir económico-políticos, al tratarse de medidas que afectan a un gran número poblacional y sin atender a la problemática en juego.
El ínteres que tiene el tratamiento de las neurosis es indudable, ya que el colectivo más importante de pacientes, que forman el campo de la demanda de la sanidad, es el representado por aquellas personas que padecen de neurosis y/o trastornos funcionales en sus más diversas manifestaciones, como pueden ser situaciones psicosomáticas, dificultades sexuales y/o de pareja,depresiones,angustia, problemas del sueño o la alimentación etc etc. Cifra que se amplia considerablemente, si valoramos muestras más específicas, como determinadas especialidades médicas muy impreganadas de factores psíquicos.
Las neurosis, afectan claramente en los problemas de convivencia, aprendizaje, en las funciones corporales básicas, como la digesstión, respiración,tensión arterial, problemas de la piel, cuestiones ginecológicas etc.
Desde el psicoanálisis, es posible intervenir en esos procesos ya que anteriormente, se descartaba su tratamiento, al no encontrar una causa orgánica que atúe como tal, provocando el espectro clínico típico de esas afecciones. En algunos países, se diagnóstica y se desestima su tratamiento, en el ámbito de la salud pública. De este modo, se consigue un objetivo: cronificar un sentido, encontrar excusas para todo. A la vez que se disfrazan los síntomas de las neurosis en modos de vida, corriente de opinión, en suma en maneras de vivir y de pensar que sostienen que hay que resignarse, como se suele decir: mientras el cuerpo aguante.
Un deambular por supuestos destinos, que se va modulando en frases hechas, a la moda y a la medida, cristalizadas, tópicas, típicas y sirvan como ejemplo algunas fórmulas: "problemas tenemos todos"; "no se preocupe, eso es normal, le pasa a mucha gente";" lea su futuro en las estrellas o en la hojas de té"; "relajese!"; "Han pasado los años y no perdonan"; "Eso son los nervios";"Evite el estress";"Cuide su dieta"; "Lo que le hace falta es un buen revolcón o casarse".
Es decir, sea feliz si puede y si no comprese un libro de autoayuda solitaria y busque desahogos.
De modo que hay refranes para cualquier situación y, no pensar...entonces, unos nacen con estrella y otros estrellados.

8 comentarios:

  1. pues amigo psicoanalista, yo soy una persona,que posee un hilo casi invisible con la melancolia...y se ve en todo lo que escriba...
    gracias
    lidia-la escriba
    www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. lidia, quién no tiene hilos invisibles con su alma, no por eso deben dejar de estudiarse.
    gracias por comentar.
    saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. pues seguidor y poeta, muchas gracias de nuevo por dejar palabras en mi poetas!
    agradezco
    lidia-la escriba...neurotica como todo ser indivisible...
    lidia-la escriba
    www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Quizás haya otro grupo más, los que reconocen que no son estrellas y no están estrellados , los que recorren el laberinto reconociendo y asumiendo sus propios deseos con todo lo que ello implica .
    Interesante tu post, un beso

    ResponderEliminar
  5. Verónica, ese otro grupo es muy interesante, por supuesto y tal vez, ahí nos encontremos.
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Y porqué cada vez tenemos menos neuróticos en las consultas?
    Gran blog...
    XXX

    ResponderEliminar
  7. lara, bienvenido por aquí. Hay consultas que trabajan muy bien y otras menos, cosas del psicoanálisis de quienes llevan las consultas, tal vez.También algunas veces, las gentes defienden sus sufrimientos, como si fueran la vida misma.Cosas que pasan.
    un saludo

    ResponderEliminar
  8. New Diet Taps into Innovative Plan to Help Dieters Lose 20 Pounds within Only 21 Days!

    ResponderEliminar